José Antonio Pérez Rubio habla sobre el desarrollo rural en la nueva ruralidad

Nuestro socio y amigo es entrevistado para la Revista “Agenda Viva” de la Fundación “Félix Rodríguez de la Fuente”

«La cultura rural es un “totum revolutum” que refleja la complejidad de sus estructuras.»

José Antonio Perez Rubio, sociólogo y experto en sociedad rural
José Antonio Pérez Rubio, sociólogo y experto en sociedad rural
Entrevista realizada por Dionisio Romero

José Antonio Pérez Rubio es catedrático de la Escuela Universitaria de Sociología en la Universidad de Extremadura; licenciado en ciencias políticas por la Universidad Complutense, licenciado en sociología por la Universidad de Lovaina (Bélgica) y doctor en sociología por la Universidad Complutense. Actualmente es coordinador del Grupo de Trabajo de Sociología Rural de la Federación Española de Sociología y dirige el Grupo de Investigación de Desarrollo Local y Sostenible de UEX (DELSOS).

En sus investigaciones sobre el mundo rural se ha preocupado especialmente en realzar los aspectos intangibles que configuran y condicionan los modos sociales de vivir en el territorio. Con el apoyo de su equipo de investigadores, ha trazado diagnósticos sobre las distintas entidades que configuran esa realidad cada vez más compleja de lo rural; neorrurales, mujeres, jóvenes, retornados, turistas, etc. Entre sus trabajos publicados destacamos: Yunteros, braceros y colonos. La política agraria en Extremadura (MAPA, 1995); Los intangibles en el desarrollo rural (UEX-2007); Sociología y desarrollo. El reto del desarrollo sostenible (MAPA-2008); Neorrurales en Extremadura (UEX-2009).

* * * * *

ImagenUsted es doctor y catedrático de sociología y licenciado en ciencias políticas, actividades ambas muy arraigadas en la cultura urbana ¿Por qué se ha dedicado al estudio de la población en la sociedad rural?

Bueno, habrá que aclarar que hice mis estudios de sociología en la Universidad de Lovaina en la especialidad de sociología del desarrollo, y que allí, en aquel momento, existía un fuerte compromiso con el Tercer Mundo, donde el mundo rural, incluso hoy en día, tiene un protagonismo definitorio.

A esto habría que añadir mi origen y experiencia familiar en el mundo rural, nací en el seno de una familia rural en un pueblo de la zona central de Extremadura (Valdefuentes, Cáceres), donde la actividad agrícola era determinante para la vida de esta comunidad hasta bien entrados los años 70 del siglo XX.

Por último, y lo más importante, por la convicción científica de que no pueden establecerse modelos de vida en términos de sostenibilidad si no hay un desarrollo armónico de los territorios rurales, donde la población en general participe de los beneficios que éste reporta. En suma, ¿qué sería de la población urbana si le faltara el “tubo de escape” del campo y las poblaciones rurales?

¿Se puede hablar todavía de cultura rural?

Se puede y no se puede. La forma de pensar y los comportamientos de los rurales de hoy han cambiado radicalmente. En el medio rural, por ejemplo, la religión no tiene la importancia que se le atribuye como caracterización típica de las sociedades tradicionales. La cultura rural es más bien una mezcla, con adaptaciones y con diferencias regionales y nacionales, de hábitos urbanos mezclados con tradiciones, formas de pensar más o menos adaptadas a la diversidad de comunidades rurales existentes; éste es el caso de nuestro país. La cultura rural es un “totum revolutum” que refleja la complejidad de sus estructuras, la presencia de nuevos actores en el medio rural, el arraigo de la cultura de la movilidad en el ocio, el commuting, la contraurbanización, etc.

El mundo rural, ya no es una realidad uniforme. ¿Qué piensa de la “neorruralidad”: son el síntoma y la avanzadilla del fin de lo rural, o tal vez la solución de sus problemas demográficos?

La presencia de nuevos pobladores: retornados, turistas, residentes secundarios, etc., como nuevos actores, no deja de ser una inyección de dinamismo social a las comunidades rurales con depauperación demográfica. Si tomamos el caso de los neorrurales podemos observar, como hemos comprobado a través de un proyecto de investigación, que son agentes dinamizadores del medio allí donde viven, que participan y promocionan asociaciones de todo tipo, y están concienciados del papel que pueden desempeñar en consonancia y respeto con los truly rural, es decir, con los nacidos y criados en los pueblos donde habitan.

El problema reside en el nivel de la población rural que se exige para el mantenimiento de las zonas rurales. En algunas comunidades autónomas se acepta el hecho de que hay situaciones irreversibles para ciertas comarcas o pueblos; para otras, caso de Extremadura, la situación del nivel demográfico rural hasta el momento es defendible.

La llegada de neorrurales no resuelve el problema de la degradación demográfica, que depende, evidentemente, de otros factores. Sin embargo, el fenómeno neorrural hay que considerarlo como factor que contribuye al desarrollo de las rentas así como a la dinamización del tejido social, ¿En que medida? Pues en la medida que se desarrollen los procesos socieconómicos a partir de la crisis que nos afecta.

Una pregunta a un sociólogo: ¿por qué en los pueblos los conservacionistas o los que promueven una cultura ecológica son mirados casi siempre con sospecha?

Hay que tener en cuenta que los campesinos en su relación con la naturaleza siempre tuvieron como tradición el transformarla, dado que a veces dependía de ello su subsistencia. A esto se añade que durante los años 50 y 60 del siglo XX, la introducción de las tecnologías y métodos de producción de la “revolución verde” contribuyeron a potenciar la visión productivista de la naturaleza; ésta puede ser una razón de peso para que consideren a los ecologistas como opositores a su forma de pensar en relación a su consideración de la naturaleza.

Fotografía F.J.AlcaceraNo obstante, la labor de los organismos internacionales y las políticas agrícolas, sobre todo de la UE, los medios de comunicación, la educación ambiental, etc., están haciendo del respeto a la naturaleza un elemento indispensable, que incluso los propios agricultores empiezan a comprender.

¿No le parece que las últimas reformas agrarias desde las emprendidas por Franco a la PAC, han conseguido destruir lo rural?

Decía Cabestany, ministro de Agricultura del régimen franquista en los años 50 del siglo XX, que «la mejor forma de hacer política agraria era no hacer política agraria». Posteriormente se añadió la ideología desarrollista de los años 60, relativa a que el “vaciado de los campos” era una necesidad inexcusable para el desarrollo industrial de nuestro país.

Los modelos económicos actuales aplicados a los agricultores y ganaderos, promueven que se transformen en empresarios agroindustriales o incluso que se terciarizen a través de diferentes formas jurídicas, principalmente a través del cooperativismo. Ahora para ser agricultor hay que ser un auténtico empresario, con nociones de marketing, derecho, logística, etc. La ley de la rentabilidad a toda costa predominó demasiado tiempo, y millones de explotaciones agrícolas desaparecieron sin planificación alguna. El proceso sigue sin control; el abandono de tierras, pueblos y técnicas tradicionales de producción, la masculinización rural, etc., han supuesto una agresión brutal al tejido socioeconómico y ambiental del medio rural. La UE, con buen criterio, ha implementado reglamentos y normas que han paliado este deterioro; la articulación de los programas LEADER unido a las ayudas a la PAC quizás hayan sido las medidas que más hayan hecho para el sostenimiento de la población rural.

Con tanta política europea y globalización, ¿no se hace todavía más importante lo local?

Existe un vocablo un tanto extraño, pero que nos puede dar la clave de dos grandes procesos aparentemente paradójicos y que están ocurriendo hoy en día: “glocalización”. La globalización no es un proceso de ahora, es resultado del intercambio económico desigual que se establece entre países pobres y ricos, algo que ya se conocía desde el siglo XVI, aderezado ahora con la internacionalización financiera, la aplicación de nuevas tecnologías, el desarrollo de las comunicaciones, la universalización del consumo estándar, etc. Pero al mismo tiempo que esto ocurre, hay procesos de vuelta a la naturaleza, a lo auténtico, a las relaciones comunitarias, a la identificación con un paisaje, el encuentro consigo mismo o con la comunidad de pertenencia (paisanaje) o a aquella que se toma como referencia (integración de emigrantes, ruralización de los nuevos llegados, etc.).

El progresivo desarrollo y avance de lo que podemos llamar “ideología ambientalista” supone un contrapeso a la uniformización social y una barrera contra el “pensamiento único”.

Usted realizó un estudio sobre los jóvenes en los pueblos y parece que no es cierta la idea preconcebida de que casi todos quieran abandonar sus pueblos…

En nuestro estudio tratamos de explicar que si bien los jóvenes rurales tienen tendencia a abandonar las zonas rurales a través del sistema educativo, sin embargo, en ellos ya ha cuajado la ideología ambientalista y de consideración del valor que tienen los territorios rurales en función de la aceptación de los valores relativos a un modelo de pensamiento de carácter postmodernista. Es más, según hemos comprobado, si hubiera oportunidades de empleo en la mayoría de los casos estarían dispuestos a volver a sus lugares de origen. Esto quiere decir que el medio rural no sólo debe ser un lugar de disfrute para los urbanitas, sino que debe ser un lugar de trabajo y disfrute para aquellos que lo abandonan para buscar oportunidades fuera de él.

La creación de empleo en el medio rural es el mayor reto al que se enfrenta una política de desarrollo sostenible de las zonas rurales. Es aquí donde se necesita la mayor carga de imaginación y de capacidad de emprendimiento; para ello es absolutamente necesario incrementar, no solo las inversiones, sino la conciencia de que el medio rural, es decir el “sistema de pueblos” es un recurso en sí mismo.

¿Cuál es el papel de la mujer en los pueblos? Porque parece que es bastante diferente al que tiene en las ciudades…

En recientes estudios se ha demostrado la carga que supone desempeñar el triple rol de la mujer en el medio rural (productora, reproductora y agente de promoción de actividades comunitarias). A pesar de ello, la mujer rural tiene un papel trascendental en el desarrollo de las comunidades rurales. Su capacidad de sacrificio, su motivación por crear nuevas iniciativas en el medio rural a partir de su participación y promoción del asociacionismo, la contribución a la mejora de la educación de sus hijos a través de su colaboración en las AMPAS, su emprendimiento en actividades turísticas, hoteleras y de restauración, etc., les hace ser un elemento básico para implementar cualquier iniciativa de desarrollo y de innovación en las zonas rurales.

Además de su compromiso con el mantenimiento de la unidad familiar, la mujer rural tiene la ventaja de estar presente en las grandes decisiones familiares: emigración de los miembros, acceso a los estudios de los hijos, grandes compras o inversiones de la familia, etc. Por lo tanto, a la hora de implementar políticas de desarrollo en las comunidades rurales, es necesario contar con el capital humano que aportan, así como el capital social que reportan, porque no son sólo ellas las implicadas, sino su capacidad de influencia y liderazgo en su entorno familiar y social.

La sociología se está convirtiendo en una herramienta muy atractiva para la cultura actual, hasta el punto de que el pensamiento posmoderno es casi más una sociología que una filosofía. ¿Esto se debe a un estado de malestar social, tal vez por que en ciertos círculos se piensa que estamos fracasando como colectividad, o porque la preocupación social es un síntoma del progreso?

La sociología en nuestro país no ha tenido buena prensa, quizás por culpa de los propios sociólogos, y sobre todo de aquellos sociólogos que han tenido responsabilidades sociales y políticas. También porque no se ha tenido en cuenta en la formación preuniversitaria, y allí donde existía, caso de las carreras ligadas a la economía, la sociología era considerada como una “maría”. Esto no ocurrió en menor medida en otros países, donde el status de la sociología es equiparable al de cualquier otra ciencia.

La sociología debe tener mayor protagonismo, sobre todo para explicar los grandes acontecimientos que estamos viviendo. Una interpretación economicista, como la que es ahora dominante, supone camuflar qué actores y qué intereses están detrás de todo este tinglado de la globalización y de la crisis.

¿Cree usted que estamos ante algo más que una crisis económica y más bien lo que estamos viviendo es una crisis de civilización?

Estamos ante una crisis económica que forma parte de un cambio profundo en los comportamientos y en las formas de pensar. La emergencia de nuevas potencias económicas, aunque formen parte del sistema global donde predominan las formas capitalistas o pseudocapitalistas, va a tener incidencia en la hegemonía de la cultura occidental y su adaptación a nuevos modelos socioeconómicos emergentes.

Hablar de civilización supone hablar de civilizaciones en plural, porque al fin y al cabo nuestra civilización es producto de diversas fuentes culturales, aunque predomine el pensamiento y las culturas grecorromana y judeocristiana. Debemos acostumbrarnos a aceptar y comprender formas de vida y manifestaciones que no son propias de nuestra cultura y para ello lo mejor son los valores propios de nuestra civilización en relación con los derechos humanos, el respeto a la diversidad cultural y a la naturaleza, etc.

Fuente: http://www.agendaviva.com/revista/actual

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s